Estudio muestra: que el jengibre COMBATE el cáncer de próstata, ovario, de colon mejor que la quimioterapia.

 

Los beneficios para la salud del jengibre son bien conocidos, además de ser utilizado como una especia, la planta también se utiliza como un remedio natural contra muchas enfermedades. Esto ha sido confirmado por muchos estudios que sugieren que es una cura viable para el cáncer.

La raíz de jengibre se ha venido popularizando en los últimos años como un poderoso anticancerígeno que podría actuar de una forma más eficaz que muchos de los medicamentos que se utilizan para tratar el cáncer.

En todo el mundo se conoce el jengibre como una raíz muy especial para aportarle sabor a las comidas y también para preparar una gran cantidad de remedios que pueden mejorar la salud de muchas maneras. Sin embargo, pocos conocen que esta poderosa especia también tiene propiedades anticancerígenas que podrían ser claves para tratar y superar esta enfermedad cuando aún hay posibilidades de recuperarse.

Es obvio que para las industrias farmacéuticas nunca sería rentable que las personas curaran su cáncer con bicarbonato y limon, o cúrcuma o con el mismo jengibre.

Pero sin darle más vueltas a esto que ya deberíamos tener más que claro, vamos a ver cuales son las auténticas propiedades del jengibre y cómo se han ido descubriendo en distintos estudios.

Un estudio que se realizó en Georgia State University demostró que el jengibre consigue disminuir el tamaño de los tumores cancerosos como se pudo observar en el 56% de los tumores de próstata que padecían los ratones examinados.

El jengibre para curar el cáncer es efectivo ya que consigue reducir el tamaño de los tumores porque al consumirlo las células cancerígenas encuentran un medio donde no pueden proliferar.

Es un alimento alcalino pero además de eso tiene muchas otras propiedades que ayudan a proteger el sistema inmune.

Aunque a menudo los médicos recetan los fármacos como “única opción” para ganarle la batalla al cáncer, lo cierto es que en algunos casos estos empeoran la condición del paciente y aceleran el crecimiento de los tumores evitando que este pueda recuperarse. Los medicamentos pueden parecer eficaces para combatir una enfermedad como el cáncer, pero sus efectos secundarios pueden llegar a condenar a muerte al paciente mucho antes de lo esperado.

Mientras que  las medicinas convencionales atacan tanto células malas como buenas y vuelven el pH de la sangre ácido, el jengibre no tiene ningún efecto secundario y se viene utilizando desde tiempos inmemoriables para curar un sinfín de enfermedades.

El jengibre es bueno además para tratar los problemas de articulaciones o para la artritis ya que baja mucho la desinflamación y ayuda a recuperarse del dolor.

Actúa como un excelente depurativo con la importancia que tiene para la salud tener un organismo limpio de toxinas y demás sustancias patógenas.

Es un verdadero analgésico natural siendo un alimento muy recomendado para dolores musculares, el dolor de espalda, de cabeza o el dolor menstrual entre otros.

Además es un alimento muy digestivo con lo que tenemos un alimento perfecto para el organismo y que puede ser de gran ayuda consumirlo en buenas cantidades cuando un paciente de cáncer se está sometiendo a quimioterapia.

Sus propiedades para tratar las enfermedades respiratorias y también para mejorar la salud de la piel hacen de este alimento una de las joyas que tenemos a nuestro alcance en la naturaleza.

Cómo tomar el jengibre para el cáncer

Ahora vamos a ver cómo se toma el jengibre para el cáncer y debes saber que hay varias formas en las que podemos tomar la raíz de jengibre para prevenir y ayudar en la curación del cáncer.

Una de ellas es comerlo crudo, masticando diariamente directamente los trozos de raíz de jengibre.

Los jugos de jengibre para el cáncer combinados con frutas como las manzanas, limón o vegetales como las zanahorias, ajos u otros como el apio es otra de las maneras para aprovechar los beneficios del jengibre para el cáncer.

Otra de las opciones es esta receta de jengibre y miel se ha popularizado en toda la web ya que muchas personas aseguran que han combatido el cáncer de manera efectiva con ella.

  • 2 raíces de jengibre grandes.
  • 1 libra (450 g) de miel orgánica.

¿Cómo prepararlo?

  • Lavar y limpiar bien las dos raíces de jengibre y mezclarlas con la miel orgánica. Almacenar en un frasco y consumir dos o tres cucharadas al día.
  • Es muy importante utilizar una cuchara de madera o de plástico.

También podemos

Rayar el jengibre en las ensaladas es otra de las opciones que tenemos.

El jengibre podemos tomarlo todos los días y no hay una dosis exacta.

  Las propiedades anticancerigenas del jengibre prácticamente no tienen efectos secundarios en el organismo. En lugar de acelerar el crecimiento de los tumores malignos, se ha demostrado que el jengibre tiene importantes efectos inhibidores del crecimiento de las células cancerígenas de la próstata. Muchos estudios han coincidido en que el jengibre podría actuar de manera positiva contra el cáncer. De hecho, estos mismos estudios han revelado que la especia tiene propiedades que lo hacen efectivo hasta con 101 enfermedades.

 

 Cabe aclarar que no pretendemos hacer que los pacientes abandonen su tratamiento clínico para combatir una enfermedad como el cáncer. Lo que queremos es darles a conocer una efectiva alternativa que podrían tener en cuenta para el tratamiento contra esta enfermedad. El jengibre es un producto natural muy económico, fácil de preparar y los resultados pueden ser asombrosos, siempre y cuando se sea constante con su consumo.
enero 24, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *