ÁLOE VERA? TE SORPRENDERÁS CON TODO LO QUE TE BRINDA ESTA PLANTA

 

Además de tener propiedades antiinflamatorias que te ayudan a acabar con el acné, la sábila también puede reducir las marcas del mismo, ya que regenera la piel

 

El Aloe Vera o Sábila (Aloe Barbadensis Miller) es una planta perenne perteneciente a la familia de las liliáceas.

Cuando hablamos de las propiedades y usos del Aloe vera estamos teniendo siempre en cuenta que hablamos de la planta, no de ningún tipo de preparado comercial. Todos los remedios caseros, elaboraciones, etc. se han de realizar con el gel que extraemos de las pencas de las plantas. Te recomiendo que te hagas con una o varias plantas de Sábila o Aloe Vera ecológica y que las cultives en casa. Es muy sencillo, ni siquiera necesitas tener “buena mano” con las plantas. Es muy resistente y se puede tener sin necesidad de grandes requerimientos. Preferentemente utiliza una maceta de barro, sin esmaltes, y que tenga buen drenaje. Necesita sol directo y se desarrolla muy bien en temperaturas de entre 18 y 25ºC.

Cuando vamos a cortar las hojas o pencas de la planta, iremos eligiendo las que están más externas. Es siempre mejor cortar una penca entera y dejar la parte que no usemos en la nevera o refrigerador, que cortar un trozo de penca y dejar el resto de hoja en la planta.

En la actualidad, el aloe vera es un ingrediente vital en la preparación de diferentes remedios caseros, ya sea administrados por vía oral o aplicados en la piel. A continuación te contamos cuáles son algunos de esos usos que le puedes dar.

  • Los minerales del Aloe Vera

    La Aloe Vera en su composición cuenta con minerales como el calcio (mejora la densidad del hueso, favorece el buen funcionamiento de los músculos, previene la osteoporosis, etc.), el zinc (mejora el sistema inmunológico y favorece las funciones enzimáticas, entre muchas acciones), hierro (para transportar el oxígeno a todo el organismo, previene la anemia), potasio (muy importante para el sistema nervioso y para la regulación de los líquidos en el cuerpo), magnesio (influye en el crecimiento y en procesos metabólicos) y el cobre (necesario para la salud cardiovascular y por su función antiinflamatoria).

  • Las vitaminas del Aloe Vera

En la Sábila podemos encontrar Vitaminas A (retrasa el envejecimiento y mejora la vista y la salud de los ojos) B1 (con funciones metabólicas y con el buen funcionamiento del sistema nervioso), B2 (indispensable para el crecimiento y para aumentar la absorción de hierro), B3 (reduce el colesterol malo) y actúa en el sistema digestivo, nervioso y en la piel), B6 (interviene en la formación de hormonas y en la liberación de glucosa almacenada en el hígado y los músculos), B9 (evita malformaciones en el feto, evita la anemia y repara el ADN), C (combate los radicales libres por su acción antioxidante, interviene en la formación de hueso y estimula la producción de colágeno).

El Aloe Vera contiene los 8 aminoácidos esenciales

La Lisina (favorece la producción de colágeno y elastina), la Valina (favorece la regeneración de las células musculares), Metionina (esencial para las funciones del hígado y el sistema cardiovascular), la Leucina (mejora la función de los músculos), Isoleucina (ayuda a regular los niveles de azucar  en la sangre), Fenilalanina (con acción antidepresiva y antiinflamatoria), Triptófano (combate la ansiedad y la depresión) y la Treonina (funciones del hígado y absorción de nutrientes).

Aloe Vera para problemas digestivos

El jugo del aloe vera puede ser muy beneficioso para mejorar los problemas en el sistema digestivo. Incorporar pulpa de aloe vera a tu jugos puede resultar de gran ayuda para aliviar úlcera de estómago, protege las paredes del estómago e intestinos, mejora el síndrome de color irritable, así como regular la flora intestinal.

La acción antimicrobiana del Aloe Vera

La pulpa de aloe vera contiene componentes que inhiben el crecimiento de gérmenes y otros microorganismos. Muy beneficioso para evitar infecciones, especialmente en heridas abiertas. Tan sólo es necesario añadir un trozo de gel de unos 2 ó 3 cm cuadrados al jugo y batirlo todo junto. Bebemos como normalmente.

El Aloe Vera estimula el funcionamiento sistema inmunitario

Esta planta contiene antioxidantes como la Vitamina C que mejoran el funcionamiento de nuestro sistema inmunitario para estar alerta ante ataques de virus y bacterias. Se toma la pulpa como se indica en el aparato anterior.

El Aloe Vera para desintoxicar el organismo

A medida que el aloe vera pasa por el tracto digestivo éste va limpiándolo y ayudando a eliminar toxinas que encuentra a su paso. Como ves los beneficios de incluir una pequeñísima cantidad en los zumos es muy positivo para nuestra salud.

 Aloe vera para alcalinizar el pH de la sangre

Si el pH de la sangre está demasiado ácido podemos sufrir todo tipo de problemas de salud como fatiga física y mental, mayor probabilidad para enfermar y sufrir infecciones. Para evitar la acidosis de la sangre podemos usar el gel natural de aloe vera. Se puede añadir al jugo de frutas, como se indicaba anteriormente.

Aloe vera para regenerar la piel muy seca y agrietada

Hay partes de nuestro cuerpo que tienden a secarse y a agrietarse con mayor facilidad, como por ejemplo los talones, las rodillas y los codos. Para estos casos más difíciles, aplica el gel de sábila dando un suave masaje.

Para mejores resultados, mezcla una cucharada de aceite de oliva virgen extra o de aceite de almendras dulces con dos cucharadas de la pulpa de aloe vera ya batida (en estado líquido). Aplica esta mezcla masajeando la zona y déjalo que se absorba totalmente.

Utiliza aloe vera como desmaquillante

Para retirar el maquillaje de ojos, labios y de todo el rostro y cuello en general, nada mejor que el aloe vera.

Hay muchos productos para desmaquillar, pero nuestra piel nos agradecerá hacer el nuestro en casa a partir de sábila.

Simplemente aplica el aloe vera con los dedos masajeando sobre el rostro y el cuello durante unos segundos y después lo retiras aclarándote con agua tibia. Si lo quieres usar para retirar el maquillaje de los ojos pon un poco del gel de aloe vera en un algodón y después lo pasas por los párpados y pestañas. Aclara también con agua tibia.

Aloe vera como exfoliante casero

Una o dos veces por semana, dependiendo de si tienes la piel más o menos grasa, aplica este exfoliante casero para mantener tu piel limpia, suave y luminosa.

En un bol pon 3 cucharadas de gel de aloe vera con 1 cucharadita de bicabornato de sodio. Mezcla bien los dos ingredientes y ya tenemos listo nuestro exfoliante casero.

Aplica dando suaves masajes circulares en cara, cuello e incluso la zona del escote.

También puedes usar este exfoliante para suavizar y restaurar la piel de los talones secos o agrietados, las piernas, etc.

Usa aloe vera como gel o espuma de afeitado

El gel o pulpa de aloe vera es perfecta para que la utilicemos para el afeitado.

Su composición convierte a esta planta medicinal en nuestra aliada para facilitar el afeitado por su textura de gel y para ayudarnos a mantener una piel cuidada y sin rojeces después del afeitado.

Simplemente sustituye el gel o espuma de afeitar que usas normalmente por la sábila. Aplica el gel de aloe vera por la zona a afeitar y afeita como hagas normalmente. Después aclara con agua tibia.

Y si quieres darle un toque refrescante a la piel después del afeitado, deja un poco de pulpa de aloe en el congelador una hora antes de afeitarte y después lo aplicas sobre la piel dando suaves golpecitos.

Mascarilla de aloe vera para el cabello

La sábila puede hacer mucho por nuestro cabello: contribuye a prevenir su caída, lo fortalece, da brillo y suaviza.

Usa esta mascarilla una vez por semana: una vez lavado el cabello como haces normalmente, aplica el gel de aloe vera en todo el cabello, desde las raíces a las puntas dando un masaje suave sobre el cuero cabelludo haciendo círculos. Recoge el cabello y deja que el aloe actúe entre 30 y 60 minutos.

Después aclara bien el pelo con agua tibia y péinalo como siempre.

Tu pelo va a estar más brillante, suave y con más cuerpo.

Aloe vera para esguinces y torceduras

En este caso la acción antiinflamatoria de la sábila va a ser muy beneficiosa para reducir la inflamación típica que aparece en los esguinces y las torceduras.

Se puede utilizar el gel de sábila dando suaves masajes varias veces al día sobre la zona afectada, o también colocando un trozo de la pulpa y después ponemos un vendaje alrededor para sujetarlo por unas horas mientras hace efecto.

Limpia heridas y cortes con aloe vera

Esta planta medicinal tiene acción antiviral y antibacteriana, muy útiles para los casos en los que nos hacemos heridas o cortes y queremos limpiarlos para evitar infecciones.

Pero además, la sábila, debido a su efecto reparador sobre la piel, va a estimular la cicatrización de la herida o el corte porque estimula la regeneración de la piel.

Sólo tienes que aplicar el gel o la pulpa directamente sobre la herida varias veces al día hasta que esté curada.

Combate el mal aliento con aloe vera

Si pese a lavarte los dientes con regularidad tienes mal aliento, la sábila puede ser un remedio casero y natural para ayudar en este caso.

Pon una cucharada sopera de gel de aloe vera en un vaso con 50 mililitros de agua. Realiza varios enjuagues con la mezcla que has realizado y asegúrate de que la mueves bien para que llegue a todos los rincones de la boca.

El aloe vera es muy beneficioso por su acción antiséptica para limpiar la boca de las bacterias que causan el mal olor y para cuidar de las encías inflamadas debido a su acción antiinflamatoria.

Además esta planta medicinal nos puede servir para mejorar las llagas bucales.

Aloe vera para el picor, el escozor, piel descamada y varicela

La sábila tiene gran capacidad para alivar el picor o prurito, el escozor, la piel descamada e incluso la varicela.

En estos casos es muy efectiva la pulpa de aloe vera porque tiene acción antiséptica (previniendo infecciones), posee efecto cicatrizante y además alivia el picor, algo muy común en la varicela, cuando la piel se descama, en la dermatitis, etc.

Aplica directamente el gel en la zona afectada tantas veces al día como necesites.

Cómo preparar gel de aloe vera casero

 

Preparar gel de aloe vera es muy fácil y, sobre todo, útil. Aunque ya se puede adquirir en presentaciones comerciales, lo mejor es hacerlo de forma orgánica para cuidar el medio ambiente y evitar los conservantes químicos.

Ingredientes

  • 3 hojas de aloe vera.
  • 1 cucharada de zumo de limón (10 ml)
  • 1 cucharada de aceite de germen de trigo (10 g)

Preparación

  • En primer lugar, cinco días antes de preparar el gel, riega la planta a diario para que se encuentre en mejor estado al momento del corte.
  • Pasado el tiempo aconsejado, corta tres hojas o las que consideres necesarias para extraer el producto.
  • Cuando las tengas listas, retírales las espinas laterales y ponlas en un recipiente con agua durante un mínimo de 24 horas, cambiando el agua cada tres o cuatro horas para que todas las hojas expulsen una sustancia conocida como aloina, que puede resultar tóxica.
  • Después de las 24 horas, retíralas del agua para poder extraerles su pulpa y continuar con la preparación del gel.
  • Toma un cuchillo y abre cada una de las hojas por uno de los lados.
  • Ahora, con la ayuda de una cuchara o espátula, extrae todo el gel y resérvalo en un recipiente.
  • Incorpora el jugo de limón y el aceite de germen de trigo, cuya función es potenciar sus propiedades gracias a sus aportes de vitamina E y otros antioxidantes.
  • Al tener todo listo en el recipiente, bate la mezcla a velocidad media-alta hasta lograr una crema espesa de tonalidad blanca. Si no cuentas con batidora, puedes hacerlo con la ayuda de la licuadora.
  • Para finalizar, vierte el producto en un frasco de vidrio hermético y consérvalo en el refrigerador para que dure más tiempo.

IMPORTANTE: cuando se utiliza para ingerir hay que limpiar bien el gel de la aloína (líquido amarillento que se encuentra entre el gel y la piel) porque es purgante y por esta razón se recomienda a las embarazadas y niños de menores de 12 años no tomarlo, aunque si se limpia bien (simplemente poniéndolo bajo el grifo un par de minutos) no hay problema.

 

Si te pareció interesante no dudes en compartirlo en tus redes sociales.

 

enero 27, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *