REMEDIOS CASEROS PARA DIFERENTES PROBLEMAS DE SALUD

Las famosas recetas de la abuela funcionan. Llevar una vida sana no es una utopía, ni implica grandes costos ni esfuerzos titánicos. Si seguimos de forma diaria los consejos que os vamos a indicar os aseguramos una vida larga y llena de salud. Todo gira en torna a lo que comemos y a las actividades que realizamos diariamente.

Aquí tienes una serie de remedios caseros que pueden ayudarte a resolver algunos de los problemas de salud más frecuentes y algún que otro incidente menor.

 

Problemas de piel

El milenario té de oolong es responsable de una gran mejoría en múltiples problemas de piel,  como los pequeños eczemas. Los polifenoles de este té tomados tres veces al día, parecen ser los responsables de esta mejora. Un estudio publicado por la revista científica por Archivos de Dermatologia demostró que tomar un té de hierbas oolong todos los días mejora la inflamación y picazón producido por el eczema. Los investigadores suponen que esto se debe a los altos niveles de antioxidantes que posee el té, los cuales producen efectos anti inflamatorios y anti alérgicos.

 

Quemaduras: el aloe vera

La sustancia transparente que se obtiene de la planta aloe vera es un acelerador de curación de heridas que también actúa sobre infecciones de la piel, quemaduras y numerosas condiciones dermatológicas, según un reporte publicado en Natural Standard, una empresa de investigación internacional sobre medicina alternativa.

Várices

Las varices obedecen a problemas de circulación, éstas son tratadas de forma positiva con la hierba conocida como Castaño de Indias fortaleciendo las venas y reduciendo la hinchazón.

 

Picaduras de insectos

Si bien las picaduras de mosquitos no son peligrosas, la picazón e hinchazón que provoca pueden ser molestas. “Uno de los remedios naturales que funciona es el amoniaco; con una gota basta”, explica Letha Haday, acupunturista y autora del libro Healthy Beauty. Cuidado, porque grandes cantidades de amoniaco pueden ser toxicas.

Calmar dolores

Las propiedades analgésicas del mentol que encontramos en el aceite de menta resulta ser muy eficientes para aliviar los dolores de cabeza  y otros dolores corporales. Realiza masajes con este aceite.

 

Congestiones

 La milagrosa hierba de jengibre tiene muchas propiedades beneficiosas para el organismo, pero puede ser usado en el caso de congestiones nasales y de pecho tan típicas cada año.

Ingredientes

Un trocito de raíz de jengibre fresco

Una cucharadita de miel

Unas gotas de limón

Un vaso de agua mineral

Pasos a seguir

  1. Limpia la raíz de jengibre, retírale la piel y córtala en varias rodajas.
  2. Pon a calentar el agua mineral, introduce un total de 4 rebanadas de jengibre en su interior y deja que se cuezan a fuego lento durante unos 20 minutos.
  3. Pasado ese tiempo, retira el líquido del fuego y cuela el preparado.
  4. Añádele una cucharadita de miel y unas gotas de limón y bébete el compuesto a pequeños sorbos cuando esté templado.
  5. Debido a que el jengibre tiene un sabor bastante fuerte, podrás añadirle un poco más de agua para suavizarlo si lo deseas.
  6. El jengibre te será de gran ayuda para acabar con la congestión nasal, ya que posee propiedades antihistamínicas y descongestionantes. Además, alivia la fiebre y reduce la mucosidad, lo que lo convierte en uno de los mejores ingredientes naturales para elaborar remedios caseros contra los resfriados y las gripes.
  7. Bébete una infusión de jengibre, miel y limón antes de irte a dormir y respirar bien se convertirá en una acción de lo más sencilla.

Infecciones de las vías urinarias: Arándanos

El jugo de arándano agrio se usa para prevenir y tratar infecciones del tracto urinario ya que esta fruta contiene bacterias con propiedades anti adherentes que evita que bacterias dañinas como la E Colli se adhieran a las paredes de las vías urinarias y causen una infección. Un ensayo clínico que utilizó una combinación de jugo de arándano agrio y de arándano rojo probó que ésta es más eficaz.  De acuerdo con un estudio de la Universidad de Rutgers, un vaso de 8 onzas de jugo de arándanos rojos pueden prevenir la adherencia de la bacteria E Colli de las paredes de las vías urinarias. Un estudio publicado en el Diario de Medicina Británico estableció que las mujeres que toman regularmente este jugo durante un año, redujeron en un 20% la posibilidad de contraer una infección urinaria.

Resequedad de ojos: Omega 3

Si tienes problemas de ojos resecos, el consumo de pescado, rico en omega 3 es imprescindible, ya que se encarga de la creación de las lágrimas.

 

Evitar infecciones

Los probióticos son fundamentales para mantener una buena salud de nuestro sistema inmunológico que nos protege de las afecciones externas.

 

Verrugas

Las verrugas en la piel son muy comunes y existen varios remedios caseros, no comprobados, para removerlas. Algunos recomiendan frotar un diente de ajo sobre la verruga, otros aplicar una pasta hecha con polvo para hornear mezclado con aceite de castor. También hay escritos que recomiendan poner una pasta de vitamina C sobre la verruga o incluso jugo de piña.
El ajo es uno de los mejores ingredientes para combatir y eliminar las verrugas en la piel, gracias a sus propiedades, este ingrediente nos puede ayudar a combatir los virus y bacterias que producen las verrugas. En este caso, lo ideal es consumir el ajo, preferiblemente crudo. También debes aplicarlo directamente en la zona afectada. Tritúralo y coloca la pasta sobre ella. Esta pasta se cubre con una cinta o tirita y se deja de un día para otro.

Tensión arterial: Banano

Las personas que comen banana son menor propensas a sufrir problemas de tensión arterial, evitando los riesgos de problemas cardíacos.

Indigestión y problemas estomacales: Jengibre

La medicina china tradicional ha utilizado el jengibre por siglos como un calmante para el dolor estomacal, ya que es un anestésico y diurético. Incluso se ha aplicado en la piel para reducir la eyacularon precoz, según Natural Standard. Para las indigestiones leves, los expertos recomiendan preparar un té. Coloca una rebanada pelada de la raíz de jengibre fresco en una cacerola con agua hirviendo. Déjalo hervir unos 20 minutos y luego reposar unos minutos antes de servir el té. Esta infusión también puede ayudar a reducir náuseas y otros problemas digestivos.

Constipación: semillas con fibra

Las dos principales causas de la constipación son no tomar suficiente agua y la falta de fibras. Una de las mejores fuentes de fibras son las semillas de lino, que contienen una cantidad equilibrada de fibra soluble e insoluble, que son las dos clases que el cuerpo necesita para una buena salud.
Las semillas de lino pueden ser consumidas en ensaladas, sopas, yogures y vegetales, incluso pueden agregarse a licuados frutales. Además de fibras, las semillas de lino con ricas en magnesio, potasio, y ácidos grasos omega 3. Para evitar inflamaciones y gases, se recomienda empezar con una cucharadita por día.

Tos: Miel

Un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad Estatal de Penn, ha demostrado que darle miel a quienes tosen de noche es lo que mejor resultado ha dado para acabar con los accesos de tos. La miel no es recomendable para los bebés menores de un año por el riesgo del botulismo infantil.

Presión alta: Apio

El apio puede ayudar a reducir la presión sanguínea. Si bien no va a curar la hipertensión, cuatro pencas al día pueden ser suficientes para mejorar, ya que contiene unos químicos que según un estudio de la Universidad de Chicago, pueden bajar la presión sanguínea en un 13%. Comer vegetales, tomar agua, el ejercicio y la reducción de sal en las comidas, también ayudan.

Ácido úrico o gota: Cerezas

Las cerezas se han usado como alimento y como medicina, contienen polifenoles, los cuales pueden tener propiedades antioxidantes, anticancerígenas y anti-inflamatorias. Durante años se ha utilizado para mejorar el dolor producido por la “gota” que es una mala metabolización del acido úrico. El exceso de ácido úrico se acumula en articulaciones o en el dedo gordo del pie y produce mucho dolor. Un estudio de la Universidad de California mostró que comiendo dos porciones de cerezas al día las mujeres estudiadas habían reducido su nivel de acido úrico en un 15%. Sin embargo, la evidencia científica que sustenta estos usos es limitada. Las personas alérgicas al polen de abedul también pueden ser sensibles a las cerezas.
Es sabido que la naturaleza nos brinda infinidad de plantas que nos ayudan a mejorar nuestra salud, por lo tanto si ponemos en practica algunos de estos remedios naturales a nuestra vida diaria  aseguramos una larga vida llena de salud.
febrero 20, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *